Menu Content/Inhalt
¿Quiénes somos? arrow Artículos arrow Vinificación arrow Tengo una parra en mi casa y quiero hacer vino. ¿Se puede?
Tengo una parra en mi casa y quiero hacer vino. ¿Se puede? PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Claudio - Hacedores de Vinos   

No sé ni qué variedad será... ¿Puedo hacer vino?  Sí, claro que se puede. 

 Para decidirse, tome en cuenta el aroma y gusto de su uva ya que éstos aparecerán en el vino. Son los ‘caracteres primarios’ del vino, los que le confiere la uva, su materia prima. Si se los imagina en un vino y le gusta, o si quiere probar a ver qué pasa, no lo dude: Avanti.

¿Está madura la uva? Pruébela. Si Ud. la conoce, sabrá cuándo está realmente madura, en su punto justo, lo más dulce pero que no empiece a pasarse, ya que perderá líquido y eso no le va a gustar porque ¡perderá cantidad de vino!

 
Mostímetro

 Y, ¿Cómo puede saberse la cantidad de azúcar que posee la uva? Para medir el nivel de azúcar se utilizan instrumentos específicos (mostímetro, refractómetro). El mostímetro o pesamostos es uno de los más sencillos y económicos. No es más que un densímetro para mostos (jugo y otros compuestos del zumo de la uva).  Es de vidrio con un gran bulbo con bolitas de metal en la parte inferior. Todo hacedor de vinos debe tener uno para la elaboración correcta del vino ya que con él haremos un seguimiento efectivo del proceso de fermentación.

Y, ¿Cómo se usa el mostímetro?
Básicamente, se estrujan varios granos de uva, se cuela o se libera de los hollejos, se coloca ese líquido (mosto: jugo más partículas en suspensión) en un recipiente angosto y largo (lo mejor es una probeta a tal fin) y se deja flotar el mostímetro haciendo que gire como un trompo, pero suavemente (esto desprende más fácilmente las burbujas). Mientras gira, el mostímetro bajará y subirá hasta equilibrarse. Cuanto más alto flote, mayor cantidad de azúcar poseerá la uva. El valor que estamos buscando se lee en la escala en grados Beaumé marcado por el horizonte del líquido. Si la temperatura está lejos de la que tiene de referencia el mostímetro (generalmente escrita en la parte superior de la escala), habrá que hacer correcciones, pero en clima templado es posible que no lo necesite para una medida aproximada.

Cuando lo considere, realice la medición de azúcar con el mostímetro. (Puede ir haciéndolo cada semana, para ver su evolución, si le interesa) ¿Qué sucede si no alcanza 13°Bé? Primero, tengo que decirle que no se preocupe ya que, si no está en una región vitivinícola por excelencia, sería casi un milagro que su uva tuviera esa graduación…

Existe un procedimiento llamado “Chaptalización” que es elevar el nivel de azúcar en el vino. Para la industria del vino, en Argentina está prohibido, o sea que el azúcar debe ser de la uva. En otros países está permitido (Francia incluída), más aún en los que su uva no llega a niveles seguros de vinificación. En su vino casero podemos recurrir a este truco.

Calcule cuántos grados le faltan a su mosto para llegar a 11°Bé, que es un valor razonable para uvas de bajo contenido de azúcar.  Por ejemplo, si su mosto tiene 9,7° Bé, le faltan 1,3°Bé. Cómo cada grado Bé equivale a 17 gramos por litro, le adicionaremos azúcar en esa cantidad por litro por cada °Bé que queramos elevar.  En nuestro ejemplo: le agregaremos 1,3 x 17 = 22,1 gramos de azúcar por litro. Para un buen resultado, no deberíamos superar los 30gr por litro, por eso es que calculamos llegar a 11°Bé y no más. Puede hacerse por más, pero debemos recordar que cuanto más azúcar le agreguemos –azúcar que es de caña-, también estaremos agregando sabores y aromas que no son propios de la uva, ni de la fermentación de uva sino de azúcar de caña, así que cuanto menos, mejor, sólo para llegar a un valor de estabilidad del vino a conseguir.

 
Siguiente >